Sábado, 17 Junio 2017 00:00

PERDÓN VERDADERO

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

"El verdadero y el falso Perdón" se titula una interesante nota del arzobispo belga Godfried Danneels, publicado en su momento por la revista "Criterio". Dice entre otras cosas: 

"Para comprometer una verdadera reconciliación y promover una cultura del perdón, es necesario dar pasos hacia el otro y querer plantear juntos gestos constructivos... Varias etapas jalonan ese camino: 

- Percatarse del conflicto: Atreverse a mirar lo que sucedió. 

- Dar al conflicto sus justas proporciones: Discernir sobre qué trata el litigio. Todo conflicto tiende a universalizarse. No es porque se disputa respecto de un pedazo de territorio que todo el pueblo alemán, serbio o el que sea, está en conflicto con todos los franceses, o con todos los croatas o todos los bosnios. No hay que permitir que un incendio local se extienda a todas las personas y a todos los valores, o que el desprecio y el odio destiñan sobre todos los niveles de la existencia. 

- Buscar comprender: Ya es un cierto perdón de la inteligencia. La verdadera comprensión no excusa todo, no hace que la falta resulte inexistente, no aprueba la ofensa, pero la ubica. Comprender lo que sucedió, qué se sufrió, por qué se hizo sufrir, cómo se llegó hasta allí, ya es solidarizarse. Porque es imposible comprender la falta del otro sin sentir un poco de compasión hacia él. Toda confesión nos hace entrar en esta fraternidad de miseria a través del lazo que nos une como pecadores. Toda debilidad me debela mi propia faz oscura y mi propia fragilidad. Semejante comprensión ya demuele una frontera. 

- Resolver el conflicto a través de la palabra: Nada se resuelve por la fuerza. La violencia engendra violencia. Al revés de los animales que se pelean, el conflicto se humaniza llevándolo al registro del lenguaje. La negociación es fundamental, pero no es una estrategia para protegerse. La verdadera negociación es un diálogo sostenido por la voluntad de amar. Incluso si el otro no es amable, de todas maneras es amado. No se puede resolver ningún conflicto sin amor porque no existe otro antídoto para el no-amor, que el amor".

 

Visto 509 veces
Padre José Ceschi

Reflexiones

Lo último de Padre José Ceschi

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.