Sábado, 02 Septiembre 2017 00:00

Sida y amor

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Diversas encuestas realizadas en distintas partes del mundo manifiestan al SIDA como una de las causas de discriminación más dolorosas. "El temor al contagio y las características de algunos grupos de riesgo vienen provocando actitudes de rechazo contra los enfermos de SlDA. Es por eso conveniente que se conozcan con toda verdad qué cosas pueden causar contagio y cuáles no, para que no se desencadenen procesos de pánico, y los enfermos no se sientan tratados de manera indiscriminada e injusta". Lo expresaba ya en 1987 la comisión permanente del episcopado español y agregaba: "Está justificado que se tomen determinadas cautelas para evitar riesgos innecesarios de contraer la enfermedad. Es más, desde el punto de vista moral, una de las obligaciones más graves es la de tomar las medidas adecuadas para evitar la propagación del virus. Pero al tomar estas medidas hay que tener en cuenta la dignidad humana y las necesidades de los enfermos, de manera que, al intentar aislar la enfermedad, no se produzcan situaciones humillantes ni rechazos 

desconsiderados. Desde el punto de vista cristiano, todos los enfermos, y éstos no menos que otros, son dignos de atención y de un trato lleno de amor y de misericordia. Jesucristo, el buen Samaritano de la humanidad, los hubiera acogido y curado con el mismo afecto con que trató y curó a los leprosos que salían a su encuentro (cf. Mt 8,1-14). En su nombre exhortamos a las instituciones religiosas dedicadas al cuidado de los enfermos a que extremen su amor cristiano con estos hermanos probados por la desgracia. Sabemos que hay algunas iniciativas en marcha. Hacen falta ya instalaciones adecuadas para acogerlos y atenderlos. Urge que en la Iglesia, tan rica en tradición asistencial, surjan pronto realizaciones al servicio de esta grave necesidad. Cuantos esfuerzos se hagan en este campo contarán con nuestro apoyo mas decidido. En el nombre de Cristo pedimos también a los católicos, especialmente a quienes trabajan en el campo de la medicina y de la actividad hospitalaria, que atiendan a estos enfermos con lo mejor de su competencia profesional y de su compasión humana y cristiana". 

 

Visto 294 veces
Padre José Ceschi

Reflexiones

Lo último de Padre José Ceschi

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.