Elementos filtrados por fecha: Noviembre 2016

Apuntes para el consumidor

Por Marcelo Remondino (*)

 

El incremento asciende hasta casi el 90%

El día 22 se llevó a cabo la audiencia pública que fuese solicitada por el ente regulador (Enrres). La propuesta por parte de Aguas Santafesinas S.A. es un incremento  de casi un 90%, entre otras razones, porque no resulta razonable conforme la evolución promedio de salarios.

Considero que antes de debatir cualquier ajuste de tarifas, previamente el Estado provincial debe generar las condiciones para propiciar un debate amplio sobre un nuevo marco regulatorio de los servicios sanitarios, derogando la Ley N° 11.220 pensada para un prestador privado y salir, de una vez por todas, del modelo de prestación transitoria prorrogado sucesivamente sin justificación. También es necesario discutir preliminarmente sobre la calidad del servicio, sobre las asimetrías existentes, así como también sobre un cronograma de obras que aseguren calidad y eficiencia en la prestación.  Desde que tengo uso de razón, en la ciudad todos los veranos nos encontramos con el mismo inconveniente: falta de presión.

 Además, se debería de manera urgente, asegurar el funcionamiento de un organismo de control y regulación con autarquía y autonomía funcional, ya que hoy el ENRESS es un apéndice del Ejecutivo provincial, lo que lo torna incompatible con un efectivo y real control

Como siempre, tanto la empresa y más descaradamente el Enrres (quién debería defender los derechos de los usuarios) justifican sus incrementos con las mismos disfraces hipócritas. El año pasado,  en su pedido de recomposición tarifaria, Assa había indicado que "el incremento de costos de producción y servicios de saneamiento para dos millones de usuarios santafesinos (materiales y repuestos, insumos químicos, combustible, sueldos y cargas sociales, energía, mantenimiento y reparaciones) "acumulaba un "79 por ciento desde el año 2014 y hasta noviembre de 2015".

Este año, el presidente del directorio de Aguas, Sebastián Bonet, dijo que el déficit estimado para todo el ejercicio 2016 suma 600 millones de pesos y  habló de la devaluación de la moneda frente al dólar, en una actividad que requiere de gastos en agentes químicos que siguen las variaciones del billete estadounidense, del impacto de la inflación en otros costos y de la actualización de los salarios de la empresa que presta sus servicios en 15 distritos de la provincia.

En un escenario en el que se proyecta para el próximo año una inflación del 17 por ciento y que será indicativo para la discusión paritaria, no es justo ni razonable que la empresa solicite un aumento de la tarifa del 89 por ciento, es decir 5 veces más que la inflación estimada para el 2017.

Un aumento de tal magnitud sería sería confiscatorio para el magro salario de un trabajador y ni hablemos de un jubilado.

(*) Fundador de la Oficina de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de San Lorenzo. Teléfono 156-68418. Para atención personalizada, dirigirse a Av. San Martín y Salta (SUPEH), los días jueves de 17.00 hs. a 19.00 hs.

in Blog
26 Noviembre 2016

Mujer golpeada

“A la mujer siempre hay que pegarle; porque si el marido ignora por qué se lo merece, ella si lo sabe”... 

Este “romántico” principio de conducta conyugal viene de pueblos primitivos, y no faltará algún marido que esté de acuerdo con él... Más de uno, en realidad ¿Me equivoco? 

Aunque el tema de la mujer golpeada es tal vez tan antiguo como el hombre, sorprende que aun en sociedades altamente desarrolladas en lo social persistan todavía esas cavernarias expresiones de violencia. 

¿Qué hacer en defensa de la mujer y para cambiar esa vieja mentalidad? Muchas cosas. Por ejemplo las que sugiere la Dra. Eneri Edit Martínez en una nota con indicaciones precisas: 

“a) Aceptar que bajo ninguna circunstancia ningún ser humano debe ser golpeado jamás. 

b) Bregar para que la aplicación de la ley no se detenga en el umbral de los hogares. 

c) Instruir a la policía para que reciba las denuncias. 

d) Crear grupos de ayuda para mujeres golpeadas en parroquias, clubes, hospitales, etc. 

e) Ayudar al hombre golpeador para que conozca otras formas de relación que sean más gratificantes para él mismo. 

f) Educar desde temprano al niño para que en sus interacciones predomine el respeto hacia sí mismo y hacia los demás. 

g) Promover la apertura de refugios para la mujer golpeada y sus hijos. 

h) Reconocer que la violencia en la familia genera futuros hombres y mujeres violentos. 

i) Tomar conciencia de que en este mundo en que vivimos el hombre no debe mostrarse siempre duro, combativo, exitoso. Esta exigencia le impide demostrar los sentimientos tiernos, las emociones, la sensibilidad que él también tiene y la necesidad de afecto y apoyo que todo ser humano anhela.”

in Blog
26 Noviembre 2016

Enfermeras

Saludo especialmente a las enfermeras. Muchas de ellas han pasado la noche velando el sueño o el dolor de sus enfermos. A todas les entrego esta ORACIÓN DE LA ENFERMERA que pertenece a Teresita Romero de Burgos:  “Señor, tu que me llamaste a seguir el ejemplo del Buen Samaritano, ayúdame a encontrarte a ti en cada uno de mis hermanos que sufren y necesitan de mis cuidados. Pon en mis frágiles manos la fuerza maravillosa del amor que cura todas las heridas y suaviza todos los dolores. 

Haz que yo sienta el dolor ajeno en mi propia carne para que pueda curar y consolar con la misma solicitud a mi hermano pobre como a mi hermano rico, a mi hermano niño o joven como a mi hermano anciano. Haz, Señor, que no me detenga a examinar formas o colores de rostros, que no me preocupe por conocer el grado de cultura o la posición social de mis enfermos, y solamente sienta esa tremenda necesidad de ser útil que embellece el alma y ennoblece el corazón. 

Haz que yo sea la misma en un lujoso sanatorio como en la más pobre sala de primeros auxilios o en el más modesto hospital de pueblo o de campaña. Que mis manos curen las heridas del cuerpo y mis palabras sean el bálsamo que suaviza las heridas del alma. Que yo trate con dulzura a mis enfermos, que no me lastimen sus quejas o sus impaciencias y que en mi sonrisa de todos los días puedan hallar ese relámpago de fe y esperanza que tanto necesitan. Y si me llamaras a servir en el campo de batalla, recuérdame a cada instante que tú estás en cada uno de mis compatriotas como en cada uno de mis enemigos, para que sea el ángel blanco de la paz y de la vida en medio de las tinieblas de la guerra y de la muerte. Muchas veces me sentiré sola, débil o triste, pero tú estarás allí, mostrándome desde tu cruz esas llagas y esas heridas que reclaman alivio en la carne de mis hermanos. 

No dejes de recordarme, Señor, que caeré muchas veces y me levantaré otras tantas con tu ayuda, como tú caíste y te… levantaste tres veces por amor a la humanidad en la senda dolorosa del Calvario.”

in Blog
25 Noviembre 2016

Avances y retrocesos

“No estigmaticemos a nuestros puertos”, fue una frase que se escuchó decir, luego de que el diputado Antonio Bonfatti echara un manto de sospechas sobre la falta de control de los puertos, respecto a las actividades del narcotráfico.

Los dichos del ex – gobernador Bonfatti se dieron en respuesta a las acusaciones que desde medios y figuras nacionales hicieran sobre los altos jefes socialistas de la provincia de Santa Fe, respecto a las vinculaciones políticas con bandas narcocriminales. 

En esa ensalada de acusaciones, se intentó defender la actividad portuaria, para evitar quedar involucrada con el tráfico de drogas. Desde la operación “carbón blanco”, desatada en Arroyo Seco, hasta otras investigaciones similares, los puertos han quedado al descubierto con su parte débil, la falta de control de las autoridades en muchos aspectos relevantes para la seguridad en todo sentido: sanitaria, de narcotráfico, de actividades terroristas y de contrabando de todas las layas.

El domingo pasado, el programa que conduce Jorge Lanata, emitió un informe de las actividades clandestinas que se llevan a cabo en la hidrovía, la ruta que viene desde Paraguay, trayendo desde soja de contrabando para no pagar impuestos, hasta terroristas del Isis que habrían salido por esa ruta.

Más allá de la dureza del informe, muchas de estas cuestiones son de conocimiento popular, porque de una forma u otra, debido a la gran cantidad de personas que trabajan en estas actividades, muchas cosas se conocen, algunas ampliadas por la imaginación y otras ignoradas, porque la realidad siempre supera a la ficción. 

Lo cierto es que el gran movimiento portuario de camiones y de trenes, de migraciones laborales permanentes, de empresas que trabajan alrededor de todo este movimiento industrial, generan problemáticas complejas que tienen que ser abordadas con profundidad y responsabilidad, respecto a las cuestiones de seguridad sanitaria y de delitos complejos, muchos de ellos de carácter federal.

Hemos señalado muchísimas veces las falencias en todo el complejo vial de la región, las insuficiencias respecto a defensa civil, la calamitosa situación de la salud pública, la escasa estructura edilicia para la educación, la debilidad de la Justicia, confrontando todo esto con el aumento del delito urbano, la mayor evasión impositiva, el crecimiento del lavado de dinero proveniente de actividades ilícitas, el desarrollo del narcotráfico, en fin, avance de lo malo y retroceso de lo bueno, ante la mirada cómplice de un arco social demasiado amplio como para que las soluciones se puedan ver en el horizonte.

in Blog
16 Noviembre 2016

Abuela

Un saludo especial para las abuelas, jóvenes o mayores. Digo también jóvenes, porque hay muchas abuelas que apenas superaron los treinta años, aunque... no les suele gustar mucho que las llamen tales. Está el caso de una señora que tuvo su primer nieto y quiso enviarle un regalito. Como no quería llamarse abuela, porque se consideraba todavía demasiado joven, escribió en la esquela: “Bienvenido, Carlitos, a la vida. Este regalo te lo mandan tu abuelito y... la señora que vive con él”. 

En cambio usted, señora, que ya supera los sesenta años, tiene mucho gusto en que sus nietos la llamen con el dulce título de abuelo; porque, como bien dice un poeta, “Un ángel azul irradia tu figura y la fragancia de los patios y jazmines. La luna se posa en tus cabellos y la dulzura desborda tus bolsillos”. 

Y ya que estamos en poesía, quisiera dedicarle esta bella página de una buena escritora correntina, Sara Velar de Gauna, titulada simplemente ABUELA: 

“Tienes la cara surcada de arrugas y el alma condecorada con mil cicatrices. Pero en tus ojos de abuela brilla todavía esa luz joven que te dio hermosura. 

Tienes la mirada encendida, porque aprendiste a separar lo malo de lo bueno. Porque aprendiste a valorar lo que la vida te dio, sin aferrarte desesperadamente a lo que te quitó. 

Perdiste muchas cosas en el camino, incluso la juventud y las fuerzas. Pero vas recogiendo otras muy valiosas. 

Si has podido salvar tu sonrisa luminosa, si puedes lucir todavía esa luz de asombro en los ojos, si conservas en tus manos la tibieza de las caricias, puedes dar gracias a Dios por lo que te ha sido dado. 

Gracias por tu sonrisa y tu mirada, abuela, que son para quienes te miran un mensaje de esperanza.”

in Blog
16 Noviembre 2016

Saber y tener

Se cumplió un nuevo aniversario de SINTESIS, nacido el 10 de noviembre de 1990 con la novedad de su distribución gratuita. A lo largo de todos estos años, ha perseverado en la difusión de las noticias regionales y ha desarrollado un periodismo por demás difícil, por el hecho de publicar informaciones que involucran a personas a las cuales mantienen una cercanía con los medios locales, lo que lleva muchas veces a tener que enfrentar cara a cara a aquellos que forman parte de las noticias, sean buenas o malas, sean de ponderación o de denuncias, por lo cual la presión a la que están sometidos los que integran medios locales es directa y, en muchos de los casos, agresivas.

Pero eso formó y forma parte de las reglas del juego, de las posiciones que cada uno ocupa en la sociedad. La diferencia se ha dado en los últimos años, con el advenimiento violento de organizaciones delictivas como el narcotráfico y de sus vinculaciones con el poder político, policial y judicial. Es en este punto en que algunos hemos sufrido agresiones directas como consecuencia de publicar y de opinar. Ataques que se han plasmado en atentados a propiedades, con el consiguiente riesgo de vida de integrantes de las familias. Personalmente, me ha tocado vivir esa amarga experiencia y soportar que desde la Justicia no se haya ni siquiera investigado. Nunca ha sido nuestra postura victimizarnos, pues demasiado hemos visto cómo otros se victimizan y luego terminan siendo parte fundamental de procesos oscuros que también hemos denunciado. Cualquiera que ejerza el derecho de difundir noticias y de opinar, recibe el nombre de periodista, aunque se noten las falencias de la profesión y la ausencia de formación cultural, necesarias para desarrollar esta tarea que exige una capacitación permanente, un sentido de amor por el conocimiento y valores morales para poder enfrentar a una sociedad que se escurre permanentemente por los agujeros de la miseria humana.

Pero también la cercanía con los ciudadanos, en ese ejercicio regional del periodismo, ayuda a que todos sepan quién es quién, por más que algunos (disfrazados de periodistas) logren colarse en las audiencias de los grandes medios, buscando un reconocimiento que no obtienen en sus ciudades y pueblos, porque justamente son alcanzados por los sentidos de los ciudadanos que saben quién es quién, que saben quiénes son los que se enriquecen, los que viven holgadamente, los que pueden invertir fuera de la actividad periodística, sin poder demostrar que sus “medios” son empresas constituidas con la finalidad para lo que fueron creados. Utilizan esos medios como ariete, para poder lograr beneficios económicos que no tienen congruencia con su valor en sí mismos, sino como una manera de sentar las bases de otros negocios. 

En fin, hablar de nuestro aniversario es también hablar de estas cosas. Es necesario, porque duelen más las acciones encubiertas, las hipocresías que rodean, que aquellos ataques perpetrados por delincuentes que ni siquiera sabemos a qué intereses de poder responden, pero sí sabemos que responden al dinero, casualmente el mismo que buscan aquellos que se esconden detrás de una profesión que tiene que ver más con el saber que con el tener.

in Blog
07 Noviembre 2016

Tradición e identidad

Chesterton solía repetir que “la tradición no consiste en que los vivos estén muertos sino en que los muertos estén vivos”. 

Ello habla de un elemento esencial de la tradición: su vida, su vigencia más allá del devenir de los tiempos. “Tradición es la continuidad de ideas, instituciones y costumbres en la vida de un pueblo, cuya alma se puede decir que constituye”. Lo expresa Blas Barisani en su nota “Valores de la tradición”. Y agrega: 

“Es sabido que la nación es una comunidad de familias que aceptan y reconocen un común territorio geográfico, un pasado tradicional y un destino histórico en concordancia con ese pasado. 

En el proceso formativo de la nación y en el curso de su desarrollo integral interviene como factor decisivo la tradición con sus valores trascendentes. 

Hay una correspondencia muy estrecha entre la tradición de una nación y su desarrollo. Solamente los pueblos que se sientan en la tradición y toman conciencia de los valores por ella incorporados pueden desarrollar su personalidad histórica y forjar el instrumento original de una cultura. 

La República Argentina, como los restantes países de la América española, tuvo una conformación espiritual bien definida. En ella debe arraigar y desarrollarse, porque únicamente en la fidelidad a sus orígenes pueden las naciones elaborar su propia esencia y contribuir con su aportación generosa al edificio de los valores universales. La tradición no es una rutina consecuente de la inercia; muy al contrario: constituye algo fecundo, vital, germinador. Cuando la tradición es auténtica no sufre el mal del estancamiento. Es una herencia que se recibe y se transmite enriquecida a las generaciones siguientes... 

Cada pueblo tiene la memoria de sus tradiciones como cada hombre la memoria de sus experiencias vitales. Cuanto más típica o rotunda es una tradición, más vigorosa es la conciencia del grupo social al que pertenece. De allí la importancia de educar en los valores trascendentes de la tradición nacional”. 

Tengámoslo en cuenta en este Día de la Tradición que celebramos hoy.

in Blog

Como es sabido, el 10 de noviembre fue instituido como el Día de la Tradición, fecha en que nació José Hernández, autor de “El Gaucho Martín Fierro” y “La Vuelta de Martín Fierro”, dos libros elaborados en versos octosílabos que cuentan las peripecias y las desgracias de un gaucho de campaña. La costumbre de difundir y celebrar este día en el que recordamos nuestras tradiciones, más que nada vinculado a ese universo gaucho y de costumbres ancestrales, nos lleva a ritualizar mecánicamente muchas actitudes, sin saber u olvidando las razones y el contexto en que Hernández creó su obra maestra.

A modo de aporte, aunque sea efímero, es interesante tener en cuenta la época en que Hernández publicó su libro. Contemporáneo de Domingo Faustino Sarmiento (aunque lo batalló) y de todo un movimiento político social enfocado a “educar” al pueblo, a difundir las letras, a crear escuelas, la historia de Fierro se para frente a una élite porteña para denunciar lo que pasaba en las campañas, a lo que eran sometidos esos hombres “gauchos” enviados a enfrentarse con los pueblos originarios, con la intención de eliminar una barbarie que era, a la vez, de trato similar hacia ellos, pues acusaban de bárbaros a otros pero aplicando la misma barbarie en el hombre de campaña. Durante esos años se fundaban diarios y periódicos, con Nicolás Avellaneda se crearon las Bibliotecas Populares e innumerables personajes aparecían en una Argentina que se abría al mundo y que receptaba la cultura universal que difundían las elites intelectuales porteñas. 

En ese escenario aparece tímidamente “El Gaucho Martín Fierro” que, como dice Jorge Luis Borges en el prólogo de 1962 a la versión facsimilar del año 1872: “Una de las condiciones indispensables para redactar un libro famoso, un libro que las generaciones futuras no se resignarán a dejar morir, puede ser el no proponérselo”. Y es que, como muchos grandes de la época, se encontraban también lidiando con la política, debatiendo con vehemencia el modelo de país que buscaban unos y otros. Y esa lucha se transmitía a sus obras artísticas. Y José Hernández, como periodista, escritor y político, no estaba al margen de la misma.

Cuando se publica el libro, Buenos Aires le dio la espalda, pero la obra gauchesca comenzó a circular por otros caminos, por aquellos en el cual andaban los que se encontraban en las antípodas de la intelectualidad, por ese pueblo que comenzaba a ver luces con la educación popular que avanzaba por todos los rincones de la sociedad argentina. Hasta el punto que “La Vuelta de Martín Fierro” fue encontrado entre elementos de compra destinados a una pulpería, anécdota que narra Avellaneda en una carta, al mostrar su sorpresa por encontrar 12 ejemplares de La Vuelta, junto a 12 gruesas de fósforos, un barril de cerveza y cajas de sardinas. Esto señala que la circulación del libro se llevaba a cabo de maneras diferentes a los demás libros que eran “aceptados” por esa sociedad intelectual que a hasta ese momento lo ignoraba. Pero por poco tiempo, pues algunos grandes periodistas y escritores comenzarán a ver en su obra un aporte fundamental, desde el punto de vista estético y literario, hasta por las denuncias sociales y políticas que surgían de esos versos sobre un gaucho desgraciado.

En fin,  a veces recordar y celebrar una tradición no significa sólo enfundar una guitarra y cantarle a la tierra, portar una escarapela o gritar a los cuatro vientos una argentinidad desaforada. A veces, con solo comprender lo que vivieron aquellos que trabajaron por la construcción de una nación, es suficiente celebración para que el olvido, el peor enemigo del hombre y de las sociedades, no destruya la labor que se hizo con pasión y honestidad.

editorial1250.jpg

Edición facsimilar de 1962. Obra prologada por Jorge Luis Borges cuando era Director de la Biblioteca Nacional y facilitó el primer ejemplar para que Ediciones Centurión la publicara con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes.

in Blog