Elementos filtrados por fecha: Enero 2017

Empresa importadora “NEWSMAN”: LOS GOBIERNOS PASAN PERO LOS NEGOCIOS CONTRA EL CIUDADANO Y CONSUMIDOR SIGUE.

NEWSAN, es el conglomerado que domina todas las áreas de ventas de productos electrónicos y electrodomésticos, basado en los subsidios del Estado Nacional, en forma directa e indirecta por estar la importadora radicada en Tierra del Fuego y por los altos sobreprecios que pagamos los consumidores, por productos de baja calidad y desactualizados. Cuando nos preguntamos porqué en otros países la tecnología y electrodomésticos son mejores y más baratos, es por culpa de estos chanchullos oficiales.

Apenas una semana después de asumir al frente de la cartera política, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se comprometió en Ushuaia a mantener el régimen de promoción industrial vigente desde 1972. La empresa más beneficiada por este esquema es, paradójicamente, la que comercializa los productos electrodomésticos más caros de la región. Se trata de la firma Newsan, que ha crecido exponencialmente desde su radicación en Tierra del Fuego en 1991, donde fabrica la mayor parte de su línea de monitores, televisores, aire acondicionados, notebooks y celulares.

Desde 2009, los ingresos y las ganancias de la corporación se cuadruplicaron, sus activos se triplicaron y su patrimonio neto se duplicó. Estos números auspiciosos hablarían a las claras de una eficiente gestión empresarial, de no ser por la intermediación del Estado, fundamentalmente en los años de Gobierno kirchnerista, que continuó subsidiándola de manera sostenida y aun contradiciendo los principios de su errática política cambiaría.

El principal beneficiado fue el titular de Newsan, Rubén Cherñajovsky, quien se viene expandiendo desde épocas menemistas, cuando compró a valores de quiebra Continental Fueguina SA. Con el kirchnerismo, se convirtió en uno de los grupos más favorecidos en la región y pasó a dominar el mercado nacional de electrodomésticos, concentrando casi el 45% del total de ventas.

Los productos

PHILCO: desde autoestéreos, Televisión LED de Alta Definición SMART y 3D, DVD, GPS, Notebooks, Netbooks, Acondicionadores de Aire y Hornos Microndas.

SIAM: líder en Argentina en la fabricación, comercialización y distribución de productos de electrónica de consumo y artículos para el hogar.

SANYO. Su línea de productos se extiende desde TV LED de Alta Definición, Cámaras Digitales, Home Theatre, Aire Acondicionado, Hornos Microondas, Equipos de Audio y Radiograbadores.

ATMA ofrece una amplia gama de productos ideados para brindar bienestar y confort. Entre ellos se encuentra su línea blanca, de cocina, para el hogar, de refrigeración, climatización, de iluminación y cuidado personal.

 

Fuente: ambito.com

 

(*) Fundador de la Oficina de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de San Lorenzo. Teléfono 156-68418. Para atención personalizada, dirigirse a Av. San Martín y Salta (SUPEH), los días jueves de 09.00 hs. a 13.00 hs.

in Blog
31 Enero 2017

Dolor y rebeldía

¡Buen día!  Frente al dolor o sufrimiento suele haber una actitud de rebeldía. Es muy humano. Pero es más profundamente humano aprender que el dolor es parte de la vida, y que puede contribuir al crecimiento personal. Le sugiero que se tome unos instantes para leer lo que Rene Trossero escribe en su librito “No dejes de vivir aunque tengas que sufrir”:

No te rebeles desesperanzado, acepta esperanzado el sufrimiento. Como el rosal podado en el otoño, no te desangres llorando la savia por tus heridas; guárdala para retoñar en primavera, y verás multiplicada tu alegría, cuando veas que son más las rosas que las ramas perdidas.

No te rebeles desesperanzado; acepta esperanzado el sufrimiento. Como el río que corre con sus aguas hacia el mar, y se da contra el paredón de un dique, no te des por vencido; deja que tus aguas se acumulen, con paciencia, hasta que pueda saltar el murallón y seguir corriendo...

No te rebeles desesperanzado; acepta esperanzado el sufrimiento. Como la tierra roturada por el arado, rota y desgarrada en sus entrañas, no te sientas amenazado de muerte, inútilmente torturado; ábrete a la mañana y deja que en el surco de tus heridas se repita el milagro de la vida, tras la siembra y la cosecha...

No te rebeles desesperanzado; acepta esperanzado el sufrimiento. Como el leño que arde y se quema en medio de la hoguera, no llores tu pérdida y tu muerte, dejate quemar por esas llamas, y alegrate viendo que estás siendo más que lo que eras, porque las mismas llamas que te queman son las que te entregan vida nueva, porque  irradias una luz que no tenías y entregas un calor que te faltaba...

No te rebeles desesperanzado; acepta esperanzado el sufrimiento. Como la noche que se pone ciega, en medio de las sombras y oscuridades, no cierres los ojos desesperanzado, pensando que no habrá mas sol; vela paciencia y vigilante, porque mientras tu lloras el sol que se fue en el ocaso, el mismo sol está volviendo con las luces de la aurora...

in Blog
31 Enero 2017

Sexo “Light”

¿Leyó “El hombre light. Una vida sin valores”? Es uno de los libros más interesantes de Enrique Rojas, psiquiatra español de reconocida trayectoria. Refiriéndose a la sexualidad vacía y sin rumbo que predomina, dice: 

“Hoy asistimos a una idolatría del sexo. Los medios de comunicación y, en especial, el cine y la televisión, nos lo han servido en bandeja. Hay sexo por todas partes, sin afectividad ni amor, sino como una ruta serpenteante, divertida y traviesa, en la que se mezclan valores como la conquista, la búsqueda del placer y el disfrute sin restricciones. Los medios de comunicación prometen la liberación y el encuentro con uno mismo en paraísos de sensaciones maravillosas: sexo sin fin, diversión, juego caprichoso. Así se pretende engañar y convencer al hombre de que sexo y amor significan lo mismo, de que practicar el sexo es interesante, sin plantearse nada más. Todo desde un punto de vista material y deshumanizado. 

Vivimos en una época confusa en este aspecto, ya que hemos perdido los puntos de referencia; porque los valores se han perdido, todo se torna relativo y descendemos así por la rampa del subjetivismo y del egocentrismo, en una palabra: egoísmo. 

Cada uno tiene un código particular de valores en que se deja de llamar las cosas por su nombre. Se llega sí a un amor de rebajas: todo a bajo precio, ligero, light, sin contenido, insustancial, sin rumbo; una relación anónima, indiferente, pasajera, que se lleva a cabo de forma animal y primaria ante la primera oportunidad que surge. En una palabra: sexualidad sin importancia, sin interés, devaluada, carente de auténtica intimidad, en la cual no existe amor -aunque este término se tergiverse y se utilice machaconamente-, sí encuentros físicos para disfrutar recíprocamente y en los que se da una utilidad mutua. 

Sin embargo, el amor verdadero hace más humano al hombre, transforma su pasado e ilumina su porvenir; es una síntesis de ingredientes físicos, psicológicos y espirituales. Por el amor verdadero somos más dueños de nosotros mismos, y nos ennoblecemos. Tiene los ingredientes necesarios: es exclusivo y brota de una afinidad que se desliza hacia la elección; se produce una excursión hacia la intimidad de la otra persona, con lo que esto implica: descubrirla y ser partícipe de sus deseos e ilusiones...”.

 

in Blog
31 Enero 2017

Paciencia

“Desde las altas esferas nos piden paciencia... y efectivamente somos pacientes... Pensándolo bien, somos tan pacientes que ya estamos enfermos...”. Esta aguda observación de “El hombre del portafolio”, con la firma del humorista gráfico Catón, asocia dos conceptos que, en la vida real, parecen contradecirse. En efecto, quien tiene paciencia corre menos peligro de enfermarse. Y es cierto también que un enfermo con paciencia tiene más posibilidades de curarse más rápido y mejor. De todos modos, la sagaz humorada - escrita hace muchos años, pero con vigencia permanente- no deja de tener su parte de verdad. 

Vauvenargues escribió que “la paciencia es el arte de esperar”. Toda espera exige paciencia, pero a la vez toda paciencia demanda espera. 

Ambos aprendizajes, el de la paciencia y el de la espera, constituyen un verdadero arte, y por lo mismo es algo que se adquiere con esfuerzo. Como en todas los campos de la vida, algunos están más dotados que otros para esto, aunque todos estamos llamados a brindar nuestra propia contribución. 

Hablando de la estrecha relación entre la paciencia y el arte, hay un pensamiento de Forster que ilustra lo que digo: “Cuando se les escapa la paciencia durante la lección de piano o de violín, por ejemplo, ustedes deben pensar que importa más aprender la paciencia que la música; porque si bien ésta les dará más tarde algunas horas de solaz y les hará pasar el mal humor, la paciencia es aquella fuerza prodigiosa que, cerrando la entrada al mal humor, les prestará energías para hacer frente con valor, y como si nada fueran, a las dificultades de la vida”. 

“La paciencia es el valor que sabe sufrir y esperar” (Descuret). Le dejo para el final un hermoso pensamiento de Tagore: “¡Qué fantásticas las cosas, en la vaguedad del crepúsculo; esas torres, cuyas bases son sombra; las copas de estos árboles, como manchas de tinta!... Esperaré, y despertaré en la aurora, y veré tu ciudad en la luz!”. 

Mientras se espera con paciencia, hay que aprender a disfrutar de lo que se tiene. Lo demás llegará a su tiempo.

 

in Blog

Semanas atrás, el gobierno de Santa Fe emitía información acerca de la disminución de los delitos en la provincia, avalados por otro informe del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bulrich, en el que sostenían que los delitos habían descendido durante 2016. Y en el informe arriesgaron un optimismo casi profético, que los delitos bajarían aún más drásticamente este año. 

Si uno se queda con la palabra “informe”, que en realidad es un manojo de estadísticas lanzadas a la opinión pública como si fueran caramelos, pensaría que es posible que esto haya ocurrido. Y tal vez ocurrió y es así, pero no por medidas de investigación y prevención llevadas a cabo por los gobiernos provincial y nacional, sino por puro azar, como en otras épocas, que existen años en que hay más delitos que otros, pero por una situación de libre mercado delictivo (como hablan los economistas de libre mercado que se estabiliza solo, sin intervención del Estado).

La percepción general es que la inseguridad continúa, más allá de las estadísticas de homicidios. Habría que preguntarse cuáles fueron las acciones y cuáles serán las que llevan a pensar o deducir o esperar que la inseguridad irá decreciendo. Porque hasta ahora los vecinos afirman que la presencia de las fuerzas nacionales es escasa, es más, se los ve, como advertimos el año pasado, controlando en las rutas y en la autopista a la gran mayoría de vehículos de gente que trabaja o que circula entre ciudades de la zona sur de la provincia. Es una buena medida, la única queja es que siempre somos los mismos los que tenemos que ajustarnos a esas estrategias de los funcionarios del Estado, mientras que no vemos ninguna estrategia para vigilar y desarticular a las bandas delictivas que siguen operando impunemente. Y mucho menos a las grandes cuevas de lavadores de todo ese dinero proveniente de actividades delictivas. Y mucho menos aún,  las vinculaciones con el poder económico, político y judicial.

Así las cosas, parece que todo va a estar bien. Lo más peligroso en estas actitudes de optimismo sin demasiadas razones, es que el delito sabe lo que están haciendo (o lo que no están haciendo) y se calmará por un tiempo. Y aparecerá con más virulencia en algún otro momento, como las malezas cuando no se las saca de raíz. Y otra vez volveremos a quejarnos y los gobiernos a prometer. Y las estadísticas regresarán a mostrarnos lo de siempre: las posibilidades que se pueden dar al manipularse sutilmente las verdades y las mentiras.

 

in Blog

Una y mil veces más debemos hablar sobre un tema recurrente: cada vez que llueve un poco más de lo normal se producen graves inundaciones. Y de acuerdo a las proyecciones realizadas por los estudiosos del tema, que incluye científicos y profesionales destacados de varias disciplinas del conocimiento, la situación va a empeorar. Las causas son varias, pero la más destacada a nivel mundial es el calentamiento global, el derretimiento de las hielos y otras más que pueden estar relacionados con el impacto ambiental, generado por el ser humano con sus industrias o bien por cuestiones cíclicas de la naturaleza, que creo es la más posible, de acuerdo a los registros que se tienen del pasado.

Muchas de las antiguas civilizaciones conocían esta realidad y sus construcciones han perdurado hasta nuestros días, sorprendiéndonos, no solo por la magnificencia sino también por la técnica y los cálculos realizados, para evitar el desborde de la naturaleza.

A veces, los ciudadanos de la actualidad no piden demasiado, solamente que se hagan las obras indispensables para evitar catástrofes como las ocurridas días atrás por la intensa lluvia caída. Sin embargo, desde el retorno de la democracia, años tras años, gobiernos tras gobiernos, nadie se atreve a realizar las grandes obras que muchos gobiernos anteriores hicieron, desde la época de la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento.

Caminos, canalizaciones, diques, usinas, eran obras de progreso, de adelanto, para una Argentina sumida en la desolación y en la barbarie. Los gobiernos ejecutaban para prevenir y progresar, muchas veces sin necesidad de que los ciudadanos les exijan. Lo hacían porque tenían un proyecto claro, independientemente de poder estar de acuerdo o no con la ideología de cada uno de ellos. 

Hoy es al revés, los ciudadanos están hartos de exigir a sus gobernantes que hagan aunque sea lo mínimo indispensable, no ya ir a la vanguardia de la modernidad, tan solo hacer las obras para evitar males como los que vivimos a diario: inundaciones, incendios, accidentes de tránsito por el mal estado de las rutas, pérdidas millonarias en las cosechas y lechería, aumento de poblaciones en condiciones de pobreza, explotación de nuestros recursos naturales sin control, incremento de bolsones de delincuentes con narcos incluidos y un largo y doloroso etcétera. 

Caminamos hacia atrás, en retroceso, casi destruyendo lo que construyeron nuestros antepasados. Cayendo en un pozo de miserable cultura, atontados por un crecimiento tecnológico que no condice con nuestras conductas. 

Pero seguimos eligiendo a nuestros verdaderos representantes, porque realmente ellos nos representan, pues son la imagen y semejanza de nuestras propias miserias y egoísmos, reflejadas cotidianamente en pequeñas actitudes que no son muy diferentes a las de nuestros gobiernos. Es la imagen que nos negamos a ver, porque es más fácil culpar al otro que asumir las responsabilidades y deberes que nos corresponde.

in Blog

“Las redes sociales no enseñan a dialogar porque es tan fácil evitar la controversia… Mucha gente usa las redes sociales no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en lo que llamo zonas de confort, donde el único sonido que oyen es el eco de su voz, donde lo único que ven son los reflejos de su propia cara. Las redes son muy útiles, dan servicios muy placenteros, pero son una trampa.”

 Zygmunt Bauman 

 

La frase del sociólogo fue vertida en una entrevista del diario El país de España, realizada poco tiempo antes de cumplir noventa años. Hace unos días falleció a los 91 años. La frase viene a ilustrar lo que ocurre con las redes sociales. El pensador italiano Umberto Eco, fallecido el año pasado, ha sido más duro aún al criticar el accionar de la gente en las redes sociales: "Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas", para continuar diciendo en la entrevista que le realizara el diario italiano La Stampa en junio de 2015, "la televisión ha promovido al tonto del pueblo, con respecto al cual el espectador se siente superior. El drama de internet es que ha promocionado al tonto del pueblo al nivel de portador de la verdad".

Hoy los medios de comunicación interactúan a cada momento con las redes sociales, en ese universo de revolución tecnológica que es la Internet. Sería imposible pensar un medio de comunicación sin esta tecnología que avanza a pasos agigantados. Lo que sí se mantiene inalterable es lo que plantean estos dos pensadores (como muchos otros), acerca del comportamiento de los individuos en el uso de esa tecnología. Los hay idiotas, los que se escudan en ese anonimato virtual, los que ignoran el uso y apostrofan contra una tecnología que no comprenden, los que creen que es la razón de la vida, los que pierden mucho tiempo, los que la usan para trabajar, los que delinquen, en fin, la lista es larga, porque es tan extensa como las conductas humanas. Es decir, no escapa a las conductas de las personas. Lo que ocurre ahora es que se visibiliza más que en otras épocas. Y muchos creen que la voz de las redes sociales es la palabra final, cuando en la mayoría de los casos terminan siendo comentarios que son fagocitados por la velocidad del tiempo, inherente a este fenómeno de las redes sociales.

in Blog

Apuntes para el consumidor

Por Marcelo Remondino (*)

Parte II 

 

- Detenga el hostigamiento.

 Independientemente de que Ud. pueda pagar o no la deuda reclamada puede exigir que cese el acoso de los cobradores.

También podrá, en algunos casos, reclamar una reparación económica por los abusos sufridos.

En primer lugar porque el art. 42 de la Constitución Nacional establece que los consumidores tienen derecho a la información veraz y también a exigir condiciones de trato digno. 

Es decir que aunque Ud. no haya podido pagar su deuda, conserva su derecho constitucional a recibir un trato digno.  

Si los agentes de cobranzas le mienten, lo intimidan y lo exponen a sufrir situaciones vergonzantes, se afecta de este modo su derecho a una información veraz, así como principios elementales de dignidad humana. 

También la ley de Defensa al Consumidor Nº 24.240 lo protege contra estas prácticas abusivas. Esta ley exige que se garantice a los consumidores un trato digno y equitativo. 

El art. 8º bis de la Ley de Defensa al Consumidor expresamente dice que los proveedores de servicios –o quienes actúen en su representación-: “Deberán abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias o intimidatorias”, disponiendo también que: “En los reclamos extrajudiciales de deudas, deberán abstenerse de utilizar cualquier medio que le otorgue la apariencia de reclamo judicial”.

Finalmente este mismo artículo establece en su párrafo final que las conductas abusivas podrán ser sancionadas por los jueces con multas civiles a favor del consumidor –denominadas daños punitivos en el art. 52 bis de la Ley de Defensa al Consumidor- que se graduarán por el juez en caso de corresponder, en función de la gravedad del hecho y demás circunstancias del caso, con un mínimo de PESOS CIEN ($ 100) y un máximo de PESOS CINCO MILLONES ($ 5.000.000). 

En base a estos derechos, Ud. puede mediante el envío de una carta documento intimar al cese de tales conductas, con el objeto de que el cobrador cese en su accionar ilegítimo y preparar el camino para luego obtener en su caso, el resarcimiento económico correspondiente.

 

ALGUNOS CONCEJOS PARA TRATAR CON LOS COBRADORES

No se deje intimidar, usted TIENE DERECHOS.

Consiga todo por escrito (en caso de arribar a un acuerdo con su acreedor, que conste que es lo que está cancelando por capital,  intereses o  honorarios) ANTES de pagar.

Guarde registro de TODO.

Usted es el que decide sobre el monto de los pagos y los intervalos. NO el cobrador.

No deje que las amenazas y el trato abusivo de los cobradores quede sin ser denunciado.

No permita que los cobradores lo obliguen a aceptar un acuerdo de pagos que usted sencillamente no podrá cumplir.

Cuando reciba una llamada sorpresiva, pida que lo vuelvan a llamar en una hora, entonces podrá “ordenar su cabeza”, para obtener el acuerdo más conveniente.   

 

¿Qué hacer?

En primer lugar  es muy importante guardar copia de todo cuando Ud. se comunica con cobradores. Esto significa guardar todas las cartas, mails y faxes recibidos, ¡Hasta los sobres son importantes!

Si los cobradores violan la ley, entonces usted tendrá la documentación necesaria para probarlo. 

De esta manera, si tiene dificultades con la gestión de cobranza y necesita contratar a un abogado, tendrá los registros documentados de todo lo que pasó, que son necesarios para sustentar su caso ante la Justicia.

También es importante que lleve un registro de cada una de las comunicaciones telefónicas en las que el cobrador se contactó con usted u otro tercero; anotando fecha, hora y duración de cada una de las llamadas.

Si cuenta con los medios necesarios, también puede grabar las llamadas que recibe, pero tenga presente que debe avisar al cobrador que la conversación está siendo grabada. También le recomendamos conservar los llamados registrados en contestadores telefónicos o mensajes de texto (SMS) en su celular. 

(*) Fundador de la Oficina de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de San Lorenzo. Teléfono 156-68418. Para atención personalizada, dirigirse a Av. San Martín y Salta (SUPEH), los días jueves de 17.00 hs. a 19.00 hs.

in Blog
11 Enero 2017

Los Demás

Una vieja nota de María Granata conserva toda la frescura de lo nuevo: “La clave: los demás”. Ella recuerda que sólo usamos el 10 por ciento de nuestra capacidad mental. Luego se pregunta: 

“¿Qué porcentaje empleamos de nuestra capacidad de sentimientos, de la suma de sentimientos que nos integran verdaderamente a esta corteza terrestre tan convulsa, diversificada y contradictoria? ¿Tenemos conciencia de cuántas son nuestras reservas interiores? ¿Conocemos en todo su tamaño ese sol sumergido en la sangre que es el amor que podríamos ofrendar?...

Acudir a las fuerzas de nuestra interioridad, tan misteriosas, por lo general desestimadas por nosotros mismos, es el acto radiante que debemos cumplir de continuo para ser los vencedores de nuestro propio tiempo. Y quizá todo consista en una invalorable clave: los demás. 

Porque ser para los demás conduce a ser uno mismo. Nadie puede extraer de sí todo el valor exigido por la superación de las peores circunstancias si los ojos no están puestos en los demás. El hecho de comprender que estar en el mundo no equivale a emerger de una determinada geografía sino de un conjunto de gente siempre necesitada de solidaridad, hace que uno pueda levantarse de su caída de su precipicio. Quizás en este acto no se emplee más que la consabida décima parte del poder mental, pero sí toda la capacidad de sentimiento, el vertedero de las fuerzas morales, mucho más allá de lo imaginable. 

Cuando la visión de los demás se desvaloriza o se borra, es cuando se sucumbe sin posibles resurgimientos. Siempre hay alguien que nos necesita, y el que nos necesita es, precisamente, quien nos salva, quien nos permite desarrollar al máximo lo más hermoso de la condición humana, quien nos da la oportunidad de agrandar, hasta agigantarlo, ese sol sumergido en la sangre, imagen de amor, es decir, de vida. Ese caudal de luz que de alguna manera poseemos todos y que es preciso gastar al máximo para que continúe más y más encendida”. 

Para el final, un pensamiento de la Madre Teresa de Calcuta, quien habla con su vida más que con palabras: “Para aprender a querer a la gente, hay que acercarse a la gente”.

in Blog

Cuando se produjo la recuperación de las Islas Malvinas el 2 de abril de 1982, muchos argentinos supieron que los ingleses llamaban a la única ciudad y único puerto de las islas como Port Stanley, en honor al conservador Edward Smith-Stanley, Secretario de Estado británico para la Guerra y las Colonias nombrado en el año 1833 y que fuera tres veces Primer Ministro del Reino Unido.

Luego de la recuperación de Malvinas, ningún argentino llamó a ese lugar como Puerto Stanley. Puerto Argentino fue la denominación que, con el corazón, llamamos a ese lugar donde las tropas argentinas vivieron ese día histórico y al cual se replegaron cuando los ingleses, en su segunda rapiña, avanzaban contra las fuerzas argentinas.

Ellos volvieron a ocupar nuestro territorio, pero Puerto Argentino quedó para siempre como el nombre que reemplazó al inglés Port Stanley. 

Avanzamos de Port Stanley a Puerto Argentino.

Muchos años han pasado desde esas épicas acciones y, cada gobierno, de una forma u otra, con más o menos pasión, ha sostenido una postura coherente y respetable con todo lo acontecido. Quizás no a la velocidad que la mayoría desea, que los veteranos de guerra sueñan, como la manera más digna de tributar el eterno respeto a los que perdieron la vida por Malvinas, a los que quedaron mutilados física y psicológicamente por Malvinas y a ellos mismos  que sobrevivieron a la guerra por Malvinas, manteniendo firme la memoria y la reivindicación.

Con la llegada del gobierno de Mauricio Macri la cuestión no parecía tan clara. O por lo menos se sentía que no había una pasión concreta sobre la soberanía de las Islas Malvinas. A esa tibieza inicial se fueron agregando situaciones que señalaban un desinterés generalizado por la cuestión Malvinas. Con tristeza, una vez más, comenzamos a ver a los veteranos de guerra levantando su voz en el medio de un cambio de gobierno. Vimos a una Ministra de relaciones exteriores más interesada en ocupar un cargo en la Organización de las Naciones Unidas que plantarse con firmeza ante el avasallamiento de la soberanía. Hoy, las charlas sobre el tema Malvinas entre el gobierno argentino y el británico, huelen más a un interés por los negocios que por resolver la cuestión de la soberanía.

A un año del gobierno de Mauricio Macri, nos encontramos con el saludo de fin de año del Ministerio de Acción Social de la Nación, en el que se observa un imagen de la Argentina, pero sin las Islas Malvinas y la Antártida. Ante las voces que se alzaron de repudio e indignación, los funcionarios sólo atinaron a decir que fue un error de diseño. Pero como observaron los combatientes de Malvinas, es un eslabón más de la cadena de desmalvinización que se viene dando desde hace muchos años, con la tibieza e ignorancia con la que los funcionarios tratan la cuestión Malvinas.

Y encima de todo esto, como triste ironía de nuestros pesares, la funcionaria a cargo de este ministerio, se llama Carolina Stanley.

Ahora, en un paso atrás en el bochorno de los funcionarios desmalvinizadores, pareciera que avanzamos desde Puerto Argentino a Stanley, pero no a ese otro puerto símbolo de la usurpación y la colonia, sino a la funcionaria cuyo apellido es la más clara definición de la británica usurpación colonialista.

in Blog