Elementos filtrados por fecha: Febrero 2017

No estoy a favor de las cooperadoras, porque en realidad vienen a hacer el trabajo que debería hacer el Estado. Como el Estado no hace su trabajo, que es dotar de fondos y elementos para que funcionen algunas instituciones del gobierno, como escuelas, hospitales, policías y bomberos, aparecen las cooperadoras a colaborar. Es que los ciudadanos son los que sufren directamente las consecuencias de las falencias de esas instituciones: la educación, la salud, la seguridad. Entonces, se movilizan con la solidaridad y la sensibilidad suficientes como para sostener estructuras que duran años. Así nacen las cooperadoras policiales, de bomberos, escolares y otras por el estilo que pueblan la geografía institucional e histórica del país.

Por eso no estoy a favor, porque no puede ser que los bomberos, la policía, los hospitales y las escuelas, dependan de la buena voluntad de los ciudadanos, que se organizan alrededor de un problema que no debería ser tal, pero que ocurre porque el Estado, es decir los funcionarios, no cumplen con su función, que es la de velar para que a todas esas instituciones no les falte lo mínimo e indispensable. 

Este planteamiento está relacionado con la nota publicada en esta edición, en la página 5, sobre el decreto de muerte de la cooperadora de Drogas Peligrosas lanzado por un funcionario provincial. En esta semana se presentó oficialmente la unificación de las policías de investigación, que incluye “Trata de Personas, Drogas Peligrosas y la actual PDI”, y por eso el funcionario le hizo saber a la cooperadora de Drogas Peligrosas de San Lorenzo que deje de funcionar. Siguiendo mi razonamiento estaría perfecto que así fuese, pero en tanto y en cuanto esa “nueva policía” no solo que cumpla con sus funciones amplias de investigar unificadamente todos los delitos, sino que también esté dotada de todo lo necesario para ese fin. De lo contrario, estaríamos peor que antes. Si la cooperadora de Drogas Peligrosas, que se hacía cargo de telefonía e Internet, el pago de los seguros de los vehículos, además de su reparación y mantenimiento; y en la provisión de elementos de informática, librería y viandas de alimentos para los integrantes de la Brigada, además de la construcción de la sede propia de la repartición, qué podremos esperar de aquí en adelante, donde se mezclará todo y todo será tan confuso, que nos llevará a pensar sobre la eficacia en el futuro. Si antes, con la pobreza que exhibía una agrupación como la de Drogas Peligrosas, que era mantenida de esa manera por la cooperadora, existían pocos resultados en la lucha contra el narcotráfico, ¿qué nos espera con todo esto? ¿Realmente hay intenciones de combatir la narcocriminalidad seriamente? La respuesta, seguramente, la encontraremos en el futuro.

in Blog
24 Febrero 2017

MATRIMONIO

 El jesuita Enrique Fabbri es un conocido especialista en temas de familia. Uno de sus tantos buenos libros aparece pequeño en su formato y muy rico en contenido: "Matrimonio: entre la promesa y la fragilidad". Tómese unos minutos para disfrutar al menos algo de lo que dice: 

"El amor se vive en el tiempo. Está por lo tanto sujeto a todas sus vicisitudes. Siempre quiere superar con la fidelidad de su esperanza los momentos inciertos y oscuros de su futuro. Y lo vive en el pasar de la vida cotidiana donde se experimenta con mayor o menor intensidad esta situación. Son los días comunes y corrientes del tiempo del amor en los que él 'siente' lo que es, lo que hace y lo que espera. Es en esta cotidianidad donde el hombre representa la misión que se ha asignado en la vida: crecer en el amor o morir por carecer de él. En lo cotidiano, más que en los momentos pico, se comprueba la calidad y la duración del amor humano. En su centro está el juego relacional entre el varón y la mujer con sus gozos, sus conflictos, sus tristezas. Es allí donde en medio de alegrías y de angustias, de anhelos y de fracasos se elaboran continuamente motivos para seguir esperando y así evitar quebrarse por su fragilidad. Toda la vida del matrimonio está siempre en una tensión 

constante. El amor convive entre esperanzas y miedos, sueños y realidades que consuelan con sus logros y paralizan con sus desaciertos. El amor anhela vivir a plena luz del día, pero tiembla ante la amenaza de su oscuridad. No siempre libertad y sentimientos se ponen de acuerdo; y nada puede asegurar la felicidad ante el hecho de que cualquier contratiempo puede borrar la sonrisa. Sólo el coraje compartido y vivido en la perseverancia de la promesa puede vencer el miedo, al 'reconocer' su amenaza y 'confiar' en su amor. Entonces sabrán dar los pasos acertados para 'escoger' adoptar las actitudes que custodien, fomenten, recuperen y promuevan la fuerza de su amor...". 

Entonces sí la siembra inicial de la promesa producirá frutos abundantes, que los acompañarán mientras vivan. Y también después.

 

in Blog

En la editorial del N 1262 (“Las verdades y las mentiras”) advertí sobre un informe de la nación y de la provincia, en el que se aseguraba una merma en el delito, de acuerdo a estadísticas de las cuales no se sabía con certeza el grado de confiabilidad y exactitud.

También puse de manifiesto que, aunque se produjera una disminución de los delitos, eso no significaba que se producía por la acción eficaz del Estado y que, incluso, en cualquier momento los delitos aparecerían nuevamente a golpear a la sociedad.

En estos días ya hemos visto algunos homicidios en Rosario, sumado a mayores casos de delitos de todo tipo. En nuestra zona, una entradera  en la localidad de Ricardone, puso de manifiesto el accionar de bandas peligrosas, que por causas divinas no produjo ningún muerto o herido. A esto se suman varios robos, que no trascienden, pero que llevan a los ciudadanos a sufrir el permanente acoso de los delincuentes que operan en nuestra zona.

En el caso de la ciudad de Rosario, que es la que más preocupa a las autoridades que se han jactado de decir que el delito ha bajado, se contradice con la decisión que tomó la Cámara del Helado Artesanal de no realizar más delivery por la gran cantidad de robos de motos que sufren los repartidores.

En demasiadas oportunidades hemos trazado desde este medio los lugares donde se asientan los puertos secos, húmedos y de fertilizantes, hasta hemos indicado lugares de venta de drogas y, sin embargo, las autoridades, tanto judiciales como políticas, han hecho oídos sordos a tamaña realidad. Lo mismo ocurre con el ejercicio de la prostitución regenteada por “tratantes de mujeres”, a lo largo de la Ruta 11 en jurisdicción de Puerto Gral. San Martín y en el acceso sur de la ciudad de San Lorenzo. En la mayoría de los casos, con “custodia” de los patrulleros policiales, que pueden observarse fácilmente desde lejos. 

También ocurre lo mismo con los diferentes lugares de juegos clandestinos. No se trata de hacer un ejercicio hipócrita de puritanismo, sino de advertir que tras ese ambiente hostil para la sociedad, se ocultan y se disfrazan muchas otras actividades más peligrosas, que en última instancia, terminarán repercutiendo en la paz social y generarán víctimas entre los ciudadanos que quieren vivir en un lugar mejor.

in Blog

Apuntes para el consumidor

Por Marcelo Remondino (*)

 

En el mes de septiembre de 2007 un matrimonio con dos hijas pequeñas compró un departamento a estrenar, por boleto de compraventa. A los pocos días de residir en el mismo encendieron la luz del living y se produjo una explosión, que lesionó a la niña más pequeña y a la madre como consecuencia del estallido de una pared y de los cascotes que de desprendieron de ella. Rápidamente comprendieron que el accidente se produjo por defectos en la instalación de las cañerías de gas, lo que fue constatado por la empresa proveedora del servicio, quien dispuso el corte del mismo. Las heridas debieron ser atendidas médicamente y además se vieron obligados a mudarse provisoriamente a casa de familiares.

Los compradores accionaron judicialmente contra el constructor reclamando la reparación de los daños, tanto materiales como morales, invocando que la cosa comprada tenía vicios de construcción ocultos –llamados vicios redhibitorios- y el vendedor interpuso reconvención (contrademanda) y les reclamó el pago del saldo del precio, más intereses.

En primera instancia los compradores perdieron el juicio por no haber podido probar la existencia de los vicios ocultos y los obligaron a pagar el saldo del precio con más los intereses, por lo que apelaron.

El caso llegó a conocimiento de la Cámara I de Apelaciones de San Isidro, la que mediante sentencia del mes de septiembre del año 2016 resolvió que la ley aplicable era el nuevo Código Civil y Comercial (en vigencia desde el 1 de agosto de 2015) dado que si bien el nuevo art. 7 del C.C.C. dispone que “las nuevas leyes supletorias no son aplicables a los contratos en curso de ejecución, excepciona a las normas más favorables al consumidor en las relaciones de consumo”.

Con ese argumento, la Excelentísima Cámara interpretó que comprar una casa para vivienda familiar es un contrato de consumo y consideró entonces aplicable la ley 24.240 de Defensa del Consumidor, aún cuando no fue ello peticionado por los actores por estimar que la mencionada ley establece expresamente que es de orden público el particular régimen tuitivo del consumidor.

La mirada del conflicto desde la óptica del derecho de los consumidores produjo profundos efectos en el análisis del caso, especialmente en la carga de la prueba –es decir a quien le correspondía probar la existencia o inexistencia de los vicios ocultos- y permitió una sentencia ampliamente favorable para la familia perjudicada, revirtiéndose la dictada en primera instancia.

 

Fuente: http://www.scba.gov.ar/jurisprudencia/ActualidadPBA.asp

 

(*) Fundador de la Oficina de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de San Lorenzo. Teléfono 156-68418. Para atención personalizada, dirigirse a Av. San Martín y Salta (SUPEH), los días jueves de 09.00 hs. a 13.00 hs.

in Blog

Desde que se implementó el estacionamiento medido en San Lorenzo la vida del centro no es la misma. Por lo que se observa a primera vista y en base a experiencias de los ciudadanos, el impacto negativo parece haber alcanzado a comerciantes y automovilistas en general. Para los viejos ciudadanos de San Lorenzo ha sido como una afrenta, porque todavía habita en sus corazones el pueblerino que se hace dueño del espacio público, donde casi todos se conocen y respetan esas otras reglas de la convivencia. Pero, lamentablemente para esta folklórica actitud o felizmente por el progreso (cada uno evaluará), la región ha cambiado y se decidió ordenar el tránsito con esta modalidad. Lo cierto es que se observa un rechazo en pagar el estacionamiento medido. Los automovilistas dejan sus vehículos por fuera del radio de acción de las “máquinas tragamonedas”, por definir este sistema que no ha contemplado situaciones que traerán problemas. El primero ha sido el de los docentes, que ya han avanzado para obtener beneficios debido a su actividad. Y el próximo 16 de febrero, un grupo de comerciantes concurrirá a la sesión extraordinaria del Concejo Municipal, a plantearle a los ediles que se han visto perjudicados por el nuevo sistema. Es que el estacionamiento medido se presenta perverso, pues no contempla poder estacionar más de dos horas sin tener que renovar el pago. Además, es difícil para el automovilista determinar en qué momento los inspectores contemplan los quince minutos de cortesía, porque ya ha habido discusiones al respecto.

Y esto teniendo en cuenta que todo comenzó durante el verano, una época en que decae el movimiento general ¿Qué pasará con el comienzo de clases, tiempo en que la turba de padres se desesperan por llegar hasta las puertas de las escuelas? Seguramente durante el año lectivo se despejarán las dudas, quizás todo el mundo se acostumbre y se produzca un ordenamiento general. Aunque lo dudo, porque los ordenamientos de este tipo sirven para cuando ya existe una conducta que tiende a eso, en cambio, cuando los conductores son cada vez más agresivos, cuando desconocen las leyes de tránsito (aunque posean carnet), cuando siguen hablando por teléfono mientras manejan, cuando hacen malabares en las motos llevando a toda la familia, cuando no respetan a los peatones en ninguna circunstancias, cuando a la madrugada motos y autos circulan a altas velocidades seguramente alcoholizados, cuando ellos y solo ellos son los que sienten que tienen prioridad, entonces, será difícil esperar que se acojan alegremente a las normas establecidas, para tratar de aportar un poco de orden que ayude a la convivencia urbana.

Por lo pronto, resta esperar si el sistema así presentado funciona o si será necesario, en algún momento, establecer reformas cuya practicidad y organicidad sumen a la convivencia ciudadana, más allá de la imperiosa necesidad que tienen los gobiernos de recaudar. En otras ciudades del país, sistemas similares tienen como objetivo el beneficio de instituciones, como en Rafaela, que no tiene máquinas y lo que se recauda es para el hospital.

 

in Blog
10 Febrero 2017

Droga y Alcohol

"Droga y alcoholismo contra la vida" fue el tema central de la VI Conferencia Internacional organizada por el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes de la Salud (Vaticano, 21-23 nov. 91). En esa ocasión Juan Pablo II le dirigió un impactante discurso. A falta de mayor espacio, quisiera reproducir lo que sigue: 

"Con el paso de los años, el marco de la situación 'alcoholismo y droga' se ha ampliado desmesuradamente y hoy nos encontramos ante las insidiosas plagas sociales que se difunden por el mundo entero, favorecidas por fuertes intereses económicos y a veces políticos también. Mientras muchas vidas se queman así, los potentes señores de la droga se abandonan descaradamente al lujo y al despilfarro.

Consideradas humanamente, parecería que prevaleciesen las razones de la desesperación, especialmente para las familias que, marcadas y directamente afectadas por este triste fenómeno, no se sienten suficientemente asistidas y protegidas. Con gran afecto, estoy cerca de ellas y comparto su dolor, quisiera encontrarme con cada uno en particular para llevarles en alguna medida el consuelo de Cristo (cf 2 Cor.l) y estimularlos para que reaccionen contra el sentimiento de abandono y la tentación del desánimo.

Muy a menudo, cuando pienso en las víctimas de la droga y del alcohol -en su mayoría jóvenes, si bien es cada vez más preocupante su difusión entre los adultos- me viene el recuerdo del hombre de la parábola evangélica que, asaltado por unos malhechores, fue robado y dejado medio muerto en medio del camino de Jericó (cf. Lc 1,29-37). Estas personas van como 'en camino', buscando en lo que creer para vivir; tropiezan en cambio con los mercaderes de la muerte, que los asaltan con la lisonja de libertades ilusorias y falsas expectativas de felicidad. Estas víctimas son hombres y mujeres que se encuentran, desgraciadamente, despojados de los valores más preciados, profundamente heridos en el cuerpo y en el espíritu, violados en la intimidad de sus conciencias y ofendidos en su dignidad de personas..."

 

in Blog
07 Febrero 2017

¿Droga libre?

Drogarse es malo. Pero es peor todavía convencerse y tratar de convencer a los demás que debe haber libertad de drogarse, e incluso un derecho a la droga que tiene que ser aceptado por la sociedad y por sus leyes. 

En un discurso de Juan Pablo II pronunciado hace varios años, (Vaticano 23.11.91) el Papa clarifica bien las cosas: 

“No se puede hablar de 'libertad de drogarse' ni del 'derecho a la droga', porque el ser humano no tiene derecho de dañarse a sí mismo ni tampoco puede ni debe abdicar nunca de la dignidad personal que le viene otorgada por Dios. Estos fenómenos (el Papa se refiere simultáneamente a la drogadicción y al alcoholismo) no solamente perjudican el bienestar físico y psíquico, sino que frustran a la persona precisamente en su capacidad de comunión y donación. Esto es particularmente grave en el caso de los jóvenes. En efecto, es durante este período de edad cuando el joven se abre a la vida, es la edad de los grandes ideales, la estación del amor sincero y oblativo. 

A los jóvenes, por lo tanto, quiero decir una vez más con dolorosa inquietud: ¡Cuídense de la tentación de ciertas experiencias ilusorias y trágicas! ¡No se rindan ante ellas! ¿Por qué introducirse en un callejón sin salida? ¿Por qué renunciar a la plena maduración de sus años aceptando una vejez precoz? ¿Por qué derrochar sus vidas y sus energías, que de otra manera pueden encontrar feliz afirmación en los ideales de la honestidad, el trabajo, el sacrificio, la pureza, el verdadero amor? 

Esto es: ¡el amor! La Iglesia, en nombre de Cristo, a los drogadictos, a las víctimas del alcoholismo, a las comunidades familiares y sociales que sufren a causa de la debilidad de sus miembros, propone como respuesta y como alternativa la terapia del amor: Dios es amor, y quien vive en el amor vive en comunión con los demás y con Dios. ‘Quien no ama permanece en la muerte’ (1 Jn 3,14). ¡Pero quien ama degusta la vida y permanece en ella!...”. 

La terapia del amor. Toda terapia necesita amor. La de los adictos la necesita quizá más que nadie.

 

in Blog
07 Febrero 2017

Las obras esperadas

Aunque los problemas del sistema vial continúan (y seguramente continuarán durante algún tiempo), es bueno destacar que las últimas novedades respecto a las tan esperadas y necesarias obras comienzan a concretarse.

Esta semana se conoció la apertura de sobres para la licitación de la obra del ensanche de bulevard Urquiza en San Lorenzo, con la distinción de que los fondos los aportará la provincia. Y lo positivo es que la provincia se interese y participe con fondos para la realización de este tipo de obras que, si lo miramos desde otra óptica, es obligación del gobierno municipal. Mejor que ese dinero provenga de la provincia, porque es una manera de devolvernos todo lo que esta región aporta al erario nacional y provincial.

También esperamos con ansias que empiece a concretarse la tan anunciada "circunvalación", esa avenida interurbana que unirá las ciudades del cordón industrial por la calle paralela a las vías del ferrocarril. Los fondos ya están en el presupuesto, falta que la elefantiásica estructura provincial se apure, pues será un modo de ayudar al confort de los ciudadanos de la región, además de evitar accidentes.

La autopista es otro problema grave, que se agrava día a día, por su mal estado. También el gobierno provincial anunció que dentro de poco se cambiará la concesión y que las obras serán responsabilidad de la provincia.

Si a todo esto le sumamos que el gobierno nacional, en la voz del presidente Mauricio Macri, dijo que Santa Fe "va a ser una de las provincias que más obras nacionales reciba en los próximos años", estamos frente a un futuro promisorio. Deseamos creer que así será y que las obras que se lleven a cabo no terminen como las que están realizando en la Ruta 11 en Timbúes: ya lleva meses la construcción de doscientos metros, generando innumerables problemas para todos los habitantes de esa localidad. Y como tantas otras que duraron años para su realización.

Bienvenidas las obras, con la salvedad de que se hagan rápido y con el criterio indispensable para nuestra región, pues es la que mayor aporta a los gobiernos por la gran cantidad de puertos e industrias existentes y porque su complejidad exige un tratamiento diferencial al resto del país. Hasta ahora hemos tenido ese trato preferencial, pero ha sido de modo contrario, con olvido, destrato y obras cuyo sentido ha ido a contramano de las verdaderas necesidades de los habitantes.

in Blog